Tema: Piano

Titulo: Un piano a nuevo en Pro Cultura


 Pro Cultura (Asociación Pro Cultura Musical) ya lleva 59 años de trabajo ininterrumpidos y acaba de rescatar del silencio a uno de sus pianos, un Bechstein de 102 años para esto colaboraron muchas personas, entre ellas Silvia Kersenbaum la pianista que lo reinauguró en el recital del Sábado pasado (19/7). Dialogamos con ella y con el Presidente de Pro Cultura, el también pianista, Dr. Jorge Alice.

Pro Cultura (Asociación Pro Cultura Musical) ya lleva 59 años de trabajo ininterrumpidos y acaba de rescatar del silencio a uno de sus pianos, un Bechstein de 102 años para esto colaboraron muchas personas, entre ellas Silvia Kersenbaum la pianista que lo reinauguró en el recital del Sábado pasado (19/7). Dialoganmos con ella y con el Presidente de Pro Cultura, el, también pianista, Dr. Jorge Alice.


Pro Cultura tiene su referencia geográfica en Corrientes y Ctda Ricardone, en uno de los ingresos al edificio del actual Banco Bisel, desde ya una de las mejores tarjetas de presentación para una entidad bancaria: albergar a una institución cultural que lleva varias décadas de labor incuestionable para acercar a los músicos profesionales del país y a los jóvenes al público de la ciudad.

Para el arreglo del piano colaboraron tanto el público con su entrada en cada una de las funciones, como el pianista Emilio Peroni que trajo la máquina original Bechstein desde Hamburgo (Alemania) y Silvia Kersenbaum ofreciendo dos conciertos en esta sala, así como muchas otras personas a quienes los miembros de Pro Cultura les estarán siempre agradecidos.

Este es el dialogo que tuvimos con la pianista Silvia Kersenbaum y con Jorge Alice.

Silvia Kersenbaum: ”cuando ví el piano aquí en el hall hace un año pensé que es un lujo tener dos instrumentos, cuando hoy la falta de instrumentos o instrumentos en pobres condiciones hacen que toquemos repertorio limitado o que directamente no toquemos. Por eso tuvimos esta idea de rejuvenecer al Bechstein con este trabajo que está haciendo el maestro Neri. Este piano tiene 102 años.

Jorge Alice agrega que El piano fue una compra de Pro Cultura, hace mucho, 50 años, es un piano Bechstein que se usó hasta que se compró el Steinway y luego quedó aquí en el hall hasta que pudimos emprender este trabajo. Este piano creo que se compró con un préstamo del Fondo Nacional de las Artes y el otro piano que teníamos se donó al teatro Cervantes de Cañada Gómez porque era un piano muy grande para el tamaño de la sala que tenemos. Hoy esa donación, creo, que está en la Biblioteca Mitre de esa ciudad. .

¿Desde cuándo existe tu relación con Rosario como pianista?
Silvia Kersenbaum: Venía a Rosario desde muy joven, al Auditorio de Radio Nacional Rosario donde Pro Cultura presentaba sus conciertos. Luego aunque estaba en el extranjero venía anualmente, también para tocar en el Teatro El Círculo y también vine a tocar con la sinfónica de Rosario en el Fundación Astengo. En la actualidad estoy seis meses en Estados Unidos y otros seis aquí.

¿Por qué este concierto está además dedicado al maestro Vicente Scaramussa?
Silvia Kersenbaum: El Maestro Scaramussa fue mi maestro durante nueve años, desde los 15 a los 24 años. Cuánto más pasa el tiempo más me doy cuenta de la importancia que ha tenido no solo en la formación de pianistas sino de maestros, porque es muy importante poder transmitir a la otra persona. Para mi la grandeza de Scaramussa fue, no hacer un par de super genios que hubieran tocado de todas maneras sin él, sino enseñar a una gran cantidad de gente muy buena que también pudieron pasar esas enseñanzas a otra generación con una fórmula casi científica de enseñar. Tuvimos una relación muy buena maestro-alumno, sin ningún miedo, yo le tenía respeto. Tengo cartas de él envidas a mis padres cuando yo viajé a Italia.

¿Y cómo es la historia de Pro Cultura?
Jorge Alice: Pro cultura es mi casa, mi formación, me inicié aquí a los 12 años asistiendo al auditorio en Radio Nacional, cuando se transmitían los conciertos en vivo. Por allí pasaron todos los pianistas argentinos de aquella época a excepción de Argerich y Gelber (supongo porque ya estaban en el exterior). En esa época el piano era central, era el rey de los instrumentos. Pro cultura nació en 1949, entre un grupo de personas muy visionarias entre las que se encontraba la madre de Fito Páez, Margarita Abalos que era pianista alumna de Domingo Scarafía, quien también fue mi maestro y presidente de Pro cultura hasta que toma la presidencia la Sra de Garrone. Desde aquella fecha hasta hoy en forma ininterrumpida organizamos alrededor de 30 conciertos anuales, nunca se cortó ni en época de crisis. Ahora estamos dedicados a la gente joven, para darles oportunidades aunque no están a la altura de lo que nosotros pretendemos pero queremos darles la oportunidad.´

”Siempre nos mudábamos con los pianos”

¿Cómo fue que llegaron a este lugar?
Jorge Alice: Estuvimos mucho tiempo en el Auditorio de Radio Nacional hasta que nos sacaron de allí de un día para el otro y nos fuimos a la Sala Lavardén, de allí a la Biblioteca Argentina, cuando empezaron los arreglos edilicios nos mudamos a la sala de la Cooperación, siempre nos mudábamos con los pianos. Hace 19 años con el papá de Eduardo Delgado antes de que terminara un concierto en la Sala de la Cooperación nos fuimos para la inauguración de un banco que era este, hoy el banco Bisel, en ese momento el presidente de la Fundación Independencia y nos preguntó cuando nos queríamos, nos dijo yo quiero que Pro Cultura se venga para aquí, así, inmediatamente nos mudamos y aquí estamos. Esperamos que los dueños del banco sigan siendo solidarios con nosotros porque les hemos explicado lo importante que es esto para el banco y la ciudad por la imagen que brinda. La sala es muy cómoda para el público y para los artistas que tienen su independecia, su intimidad, su camarín. Esta es la historia de Pro Cultura como lo es Amigos del Arte, como lo fue el Club del Arte Josefina Prelli (que ya no existe), como lo que organiza la Municipalidad, o ARDAL.

Después de la entrevista pudimos observar el trabajo del Maestro Carlos Nery y Cecilia Berdyszak (técnicos afinadores de La Plata) y disfrutar también de muchos de los datos que el Maesto Neri compartió con nosotros y con nuestro asombro.


El maestro Nery y Jorge Alice



Carlos Nery ha sido el encargado de la afinación y reparación del piano Bechstein de Pro Cultura



El Maestro Nery explicando los secretos del piano



Cecilia Berdyszak, Jorge Alice, la pianista Silvia Kersenbaum y Carlos Nery. Silvia Kersenbaum por la noche interpretó en ese piano una sonata de Haydn, sonata Opus 7 de Grieg, La transcripción de Silvia Kersenbaum de la Bacanal de Sansón y Dalila, Claro de luna y la Isla Alegre de Claude Debussy y un Scherzo de Chopin.



La máquina del piano y las manos del técnico



Cecilia Berdyszak, Carlos Nery, la pianista Silvia Kersenbaum y Jorge Alice junto al piano Bechstein de Pro Cultura


María Josefina Bertossi
23 de Julio de 2008
Rosario – Argentina




Publicado: 2008-07-23

Este artículo proviene del portal de EntreNotas.com.ar
http://www.entrenotas.com.ar